Seleccionar página

Abejas: tipos y características

La abeja es uno de los insectos más importantes del ecosistema terrestre. Descubre aquí todo acerca de las abejas, sus variedades, utilidad, características, etc. Aprende todo lo que no sabes sobre este ejemplar trabajador y su importancia económica, ecológica y biológica.

Qué son las abejas 

La abeja es un insecto volador de alas membranosas dentro de la superfamilia Apoidea. Esta alberga una enorme serie de insectos como las hormigas, las avispas, los abejorros, entre otros. Son mundialmente reconocidos por ser capaces de producir miel, un producto que los humanos suelen consumir. Hay más de 20 mil especies registradas y algunas de esta familia se hallan extintas.

Pueden hallarse en todo el mundo menos en la Antártida, lugar inhóspito para su reproducción. Por desgracia en los últimos años se ha observado como el  número de ejemplares está siendo reducido considerablemente desconociéndose las razones exactas. La abeja es la responsable mayoritaria de la polinización de las flores, proceso vital para la reproducción de miles de plantas.

abejas

Descripción de la abeja 

Hay que describir este pequeño insecto para diferenciarle de sus compañeros de la misma familia. Comúnmente la abeja es confundida con las avispas, los avispones y otros insectos voladores. De ahí que sea conveniente contar con una descripción detallada. Básicamente las abejas son negras y cuentan con franjas amarillas desplegadas según la especie.

Por ejemplo, la Apis melífera o abeja mielera europea goza de tonos dorados con líneas negras horizontales en el tórax. Pero otra especie, la Anthidium florentium, manifiesta franjas solo en los costados de su cuerpo. A continuación se muestran algunas de sus características morfológicas que las definen.

  • Toda abeja cuenta con un probóscide, esta es una estructura larga con la que pueden succionar el néctar de las flores.
  • Poseen antenas con 13 segmentos en los machos y 12 en las hembras.
  • Todas las especies poseen dos pares de alas, siendo el par superior más grande que el posterior.
  • El aguijón de la abeja es llamado ovipositor y tiene una función vital para la reproducción. Unida al ovipositor se encuentra una bolsa con veneno, pero solo las hembras usan este para picar, pues son las más agresivas.
  • El amaño es variable, la abeja más pequeña cuenta con un tamaño de 0.21 centímetros, la Trigona mínima. Mientras que la más grande, la Megachile pluto puede medir 3.9 centímetros.

Abeja características 

¿Cuáles son las características de las abejas? Existen características que les distinguen y separan de otros insectos. Muchos de los insectos por regla general viven por su cuenta, buscan su alimento y reproducción al tiempo apropiado. Sin embargo, la abeja distingue en este aspecto por tener una característica que muchos otros insectos no poseen. La abeja es altamente social.

Al igual que las hormigas y las termitas, la abeja vive en una sociedad perfectamente organizada. Dentro de esta cada miembro cumple una función específica que no cambia desde que nace hasta que muere. La abeja es de los insectos más útiles para el hombre pues producen la miel que se extrae para consumo humano.  A continuación se muestran otras características.

  • Viven en colmenas donde se clasifican en tres tipos, la abeja reina, las obreras y los zánganos.
  • El mayor número de las abejas son obreras.
  • Sus ojos compuestos le permiten ver en todas las direcciones.
  • Tienen una lengua retráctil que les permite la succión correcta del polen y otras sustancias base para la producción de miel.
  • En la parte inferior presentan el aguijón, el cual pueden usarlo una vez pues al picar mueren casi inmediatamente.

las abejasLa abeja y su alimentación 

La abeja tiene una dieta basada en las sustancias que producen las flores, como el néctar y el polen. El polen lo usan para llevar alimento a las larvas, mientras que el néctar lo consumen para generar energía. El proceso de alimentación es muy sencillo, se posa sobre una flor y sustrae de esta el néctar usando el probóscide, mientras tanto, sus patas se colman de granos de polen.

Al viajar a la colmena la abeja lleva el polen a las canastas de polen y con estas se alimentan las larvas. Según el tipo de abeja puede ser que consuman polen de determinadas flores, la mayoría de las especies recolectan polen de cualquier tipo de flor.

El hábitat de la abeja 

Las abejas se encuentran esparcidas en al menos 4 continentes de la tierra, su presencia no se ve únicamente en la Antártida. Tampoco en zonas que son mayormente frías todo el año. De ahí que en algunos meridianos de la tierra su cantidad es escasa o nula.  El hábitat de la abeja es uno de los más extensos del planeta. Su entorno natural esta donde hay flores, árboles y clima cálido.

Tipos de abeja

Como se ha visto, la abeja es un insecto altamente social y organizado. Viven en colmenas donde trabajan millares y millares de abejas.  En cada colonia existen tres tipos de abeja  y cada uno cumple una labor específica en provecho de la colmena.  Estos son las abejas obreras, los zánganos y la abeja reina. Hay que conocer cada una de ellas.

La abeja reina 

La abeja reina, como su nombre lo indica, es la reina de la colmena y es la única abeja que es apta para la reproducción de la colonia. Esa es su única función y por eso su tamaño es superior a las demás abejas. Es capaz de poner unos 3000 huevos al día, y en su vida puede poner más de un millón. La abeja reina puede vivir de 3 a 4 años y se sostiene por el trabajo de los obreros.

Colocar semejante cantidad de huevos al año representa un gran esfuerzo para la reina. Ella se alimenta de la miel que le proporcionan las abejas obreras. Por cada colmena solo existe una reina, sin embargo cuando esta se encuentra muy vieja o enferma puede surgir otra para reemplazarla.

La abeja obrera 

La abeja obrera es la encargada de desarrollar todo lo necesario para la subsistencia de la colmena. Salen a buscar el alimento a kilómetros de distancia, recolectando el polen y el néctar de las flores. Luego lo transportan a las colmenas para alimentar a la reina y las larvas. Entre las funciones principales de las abejas obreras esta:

  • La recolección de néctar y polen
  • Alimentar a la reina
  • Vigilar la colmena de intrusos
  • Cuidar de las abejas jóvenes
  • Mantener la temperatura idónea de la colmena
  • Realizar labores de limpieza
  • Fabricar la cera.

Un trabajo especial de la abeja obrera es cuidar que la temperatura de la colonia sea la más apta.  Para ello en los meses de verano baten las alas para refrescar el ambiente bajando la temperatura. Pero en invierno realizan movimientos específicos con el cuerpo a fin de producir calor. Por eso siempre la temperatura de la colmena será de unos 15°C mayor que la exterior.

Los zánganos 

A diferencia de la abeja obrera, los zánganos son un integrante pasivo de la colmena. Viven del ocio a expensas de las abejas obreras, hasta que llega el día del vuelo nupcial. Ese día los zánganos salen de la colmena para aparearse con la abeja reina. La reina sale de la colmena y todos los zánganos le siguen, finalmente ésta escoge el más fuerte para acoplarse.

Una vez que la abeja reina es fecundada,  inmediatamente matará al zángano. El resto de los zánganos, agotados por el vuelo, son capturados vivos por las obreras, las cuales les dan muerte, el resto se muere al poco tiempo por su incapacidad de conseguir alimento para sí mismos.

Como se comunican las abejas 

Se ha descubierto que las abejas se valen de un sistema rudimentario para comunicarse. Una forma rudimentaria de lenguaje que les permite  reconocer ciertas conductas y encontrar lugares.  Por ejemplo cuando una abeja obrera regresa de un prado donde descubrió néctar en abundancia,  efectúa una danza que las demás reconocen y les indica donde está dicho prado. Se base en sencillos movimientos que se describen a continuación.

  • Al danzar en forma de 8 apunta que el prado se encuentra a gran distancia.
  • Cuando vuela en círculos expresa que el prado está cerca.
  • Al danzar hacia arriba denota que se halla en una zona expuesta al sol.
  • Al danzar hacia abajo muestra que el prado se halla en una zona sombreada.

Así, las obreras que salen de excursión van preparadas sabiendo a lo que se enfrentarán en su tarea de recolección.

La reproducción de las abejas     

¿Cómo se reproducen las abejas?  Es un proceso muy peculiar e interesante. Se parece bastante al de  las hormigas y otros insectos, las abejas hay que recordar que viven en colonias bajo jerarquías. Por eso hay que entender que en esta comunidad hay un orden establecido. Como se ha mostrado, es la abeja reina la encargada de la perpetuidad de la colmena.

Ella es responsable de la reproducción y crecimiento de la misma. Para ello emite una serie de feromonas sexuales junto con zumbidos específicos que atraen a los zánganos. La reina sale y los zánganos le siguen en el llamado “vuelo nupcial” donde logran fecundarla. La reina acumula en su interior los espermatozoides de los zánganos y los usará para fecundar los huevos.

La fecundación de los huevos 

Una vez que fecunda los huevos la reina los coloca dentro del panal. Allí las obreras los cuidan hasta que nace la siguiente generación de abejas de la colonia. La mayoría de los huevos fertilizados se convierten en abejas obreras. Mientras que de los huevos no fertilizados nacen las abejas zángano que se comportarán como tales durante su vida.

Pero ¿cómo nacen las reinas? Los huevos de donde nacerá una reina son especiales, estos son almacenados por las obreras en celdas especiales llamadas “Realera”. Una vez está en huevo en esta celda hexagonal, se añade jalea real y la sellan con cera. Con el tiempo de allí saldrá una enorme abeja reina.

Etapas de crecimiento de la abeja 

Una abeja, sin importar que pertenezca a cualquier tipo (reina, obrera o zángano) pasa por 4 etapas de desarrollo. Este es el ciclo de vida  las abejas:

  • Huevo: primera etapa, es la más crítica pues son muy vulnerables.
  • Larva: en estado de larva la abeja carece de patas y puede pasar por varias mudas.
  • Pupa: es la tercera fase de la metamorfosis de la abeja, se rodea en un capullo de seda y sufre dramáticos cambios en su morfología.
  • Adulto: sale del capullo siendo una obrera, reina o zángano.

Cómo producen miel las abejas 

La abeja obrera tiene como función específica buscar néctar y polen de las flores. El néctar es una sustancia azucarada que da energía a las abejas, pero sirve para algo más. Cuando este es depositado en la colmena, las abejas jóvenes se ponen a trabajar de inmediato para convertirlo en miel. Para ello lo chupan y le agregan enzimas digestivas, finalmente, lo depositan en las celdas.

Durante este proceso, el néctar es rebajado en su humedad del 60% a un 18%. Las enzimas digestivas por su parte, terminan convirtiendo el néctar en la preciada miel. Durante el proceso de deshidratación de la miel ésta mantiene fresca la colmena bajando la temperatura en verano.

Cómo se produce la cera 

La abeja puede producir cera, y la utiliza en la confección de panales y celdas hexagonales. En cada celda de cera la reina pondrá un huevo que dará vida a otro insecto. Algunas celdas de cera sirven para recopilar las reservas de miel de la colmena. Pero ¿Cómo se produce dicha cera?

Las abejas cuentan con 8 glándulas abdominales que producen delgadas lamias de cera que el insecto utiliza para fabricar un panal. Por cada gramo de cera, la abeja debe producir 1250 láminas aproximadamente. Poco a poco con esta van formando el panal y las celdas.

El número de abejas está bajando considerablemente. Parte se debe a la explotación de apicultura y destrucción de los bosques que componen su hábitat. Sin saber que de la abeja depende la reproducción de casi todas las plantas conocidas.