Seleccionar página

La abeja africana es considerada una de las especies más peligrosas del mundo. Por esta razón, vale la pena conocer su origen, sus características y las prevenciones para estar alertas. A continuación, hablaremos un poco sobre esta agresiva abeja y su influencia en la actualidad.

Origen de la abeja africana

Abeja africanaEsta clase de abeja tiene su origen en el sur de África, y se asentaron en América aproximadamente en el año 1956. Además, proceden de una combinación de especies africanas como la Apis mellifera scutellata y las abejas criollas.

Como mencionamos al principio, este tipo de abeja es potencialmente agresiva y es capaz de cumplir sus deseos a toda costa. Por eso es muy importante tener cuidado, y observar su comportamiento cuando nos acerquemos a una.

Características de la abeja africana

Al igual que otras abejas, la abeja africana presenta algunas características que es vital aprender. Incluso, a través de estas características sabremos distinguirlas de otras y agudizar nuestros sentidos.

Sistema de defensa

La abeja africana cuenta con un sistema de defensa muy elevado. De hecho, los expertos afirman que suelen manifestar un sentido de defensa muy intenso y peligroso ante las amenazas. Hay estadísticas que muestran, como las abejas de esta región, han causado muchas muertes.

Veneno

Otra de las características inevitables, es el veneno que éstas contienen. Está conformado por una serie de facciones químicas potentes tales como melitina, fosfatasa acida, histamina, y otros.

Productividad

Aunque existan muchas opiniones en cuanto a la productividad, lo cierto es que la abeja africana tiende a abandonar sus labores. Andan de aquí para allá, buscando a quien atacar si se sienten amenazadas. Así que a diferencia de otras, esta abeja tiene un bajo índice de productividad.

Recomendaciones básicas para protegerse

Dado que la abeja africana representa un grado de peligrosidad, es apropiado seguir una serie de recomendaciones. En especial, aquellos que acostumbran a trabajar en cultivos donde proliferan estos insectos. Por tal motivo, dejamos las sugerencias para evitar una picada inesperada:

  • Llevar puestos guantes de cueros que sean suaves y lisos.
  • Colocarse un sombrero duro para la cabeza.
  • Ponerse botas plásticas de seguridad.
  • Utilizar prendas largas y de colores claros como el blanco.
  • Emplear un ahumador para mantener a las abejas alejadas.
  • Conservar una rasqueta en buen estado.

Si tomas en cuenta estas recomendaciones, evitarás ser picado por una abeja africana y no sufrirás ningún tipo de consecuencias. Tampoco olvides sus características, pues de eso depende tu salud posterior.