Seleccionar página

También conocida como Apis mellifera mellifera. La abeja negra es originaria de las islas canarias y es conocida por su aspecto oscuro. Su forma de adaptación es un aspecto muy extraordinario de la vida de la abeja. Además, destaca su carácter manso y sereno. Pero, hay otras cosas más que tiene este pequeño insecto y que vale la pena conocer.

Características físicas de la abeja negra

Abeja negraLa abeja negra tiene un tamaño de 22 mm de envergadura en las alas. El cuerpo de la abeja negra se encuentra recubierto de pequeños pelos en forma de bandas, menos en el abdomen. En las tibias poseen cabellos más largos que le permiten a transportación de polen. Además, son unas abejas mansas y que tienen una gran adaptabilidad, pues tienen muchas limitaciones en su terreno.

Entre esas existe una clasificación: la principal es la reina. Esta vive un tiempo de 3 años y es la única que es fértil. Están los zánganos, que son los machos que fecundan a la reina, no tienen aguijón. Finalmente, se encuentran las abejas obreras, que solo viven 3 meses y son las que construyen las colmenas. Incluso, alimentan a todas las larvas y sellan cada celda para su desarrollo.

Hábitat y dieta de la abeja negra

El grupo de abeja negra vive en colmenas, que se encuentran formadas por cedas cuyas paredes son de cera. Las obreras habitan las cedas horizontales y las reinas viven en unas más grandes y donde pueden colocarse en posición vertical. Luego que pasan el periodo de larva, se transforman en pulpa, se colocan cabeza abajo y se sellan las celdas.

Por otra parte, las abejas suelen alimentarse de néctar que tiene las flores y de su polen. En un principio, cuando se encuentran en forma de larva, estas se alimentan de jalea real. Pero, luego solo las que son seleccionadas para reinas pueden seguir alimentándose de la jalea. En cuanto a las obreras, estas se deben alimentar del néctar, del polen y de la miel diluida.

Otros datos de la abeja negra

Esta abeja también es conocida como abeja europea. Sin embargo, esta es originaria de Asia y el Medio Oriente.  De hecho, obtuvo este nombre cuando se introdujo por los europeos en América del norte.

Por otro lado, la apicultura también es practicada con esta abeja desde el tiempo de los aborígenes y es una de las mieles cuya calidad es de las más altas en el mundo.

Finalmente, éstas han llegado a ser hibridadas con otras especies. Las cuales llegan a ser muy agresivas, como es el caso de las abejas negras africanas, conocida como abejas asesinas.