Seleccionar página

Las avispas y las abejas son insectos que habitan por zonas secas y húmedas a la vez. Algunos creen que se debe tener mucho cuidado con ellas, pues pueden causar ciertos efectos tras una picadura. Pero, ¿en qué se diferencia cada una y como colaboran entre sí? A continuación, te mostraremos todo sobre la avispa y abeja.

Algunas diferencias en la alimentación

Avispa y abeja Aunque muchos piensan que la avispa y la abeja son iguales, diversos estudios han revelado que presentan muchas diferencias. Primero nos concentraremos en mencionar sus diferencias alimenticias y el medio que emplean ambas.

Por ejemplo, las avispas tienen una mandíbula bien formada y potente, con la que suelen devorar a sus presas. En cambio, las abejas tienen a succionar el néctar de las flores a través de su trompa amplia.

Por otro lado, las abejas se inclinan más por consumir hierbas que consiguen a su vista además del néctar. Mientras que las avispas son carnívoras, y devoran otros insectos muertos. Claro está, en cierta etapa la avispa puede alimentarse del néctar al igual que las abejas.

Diferencias en las funciones de la avispa y abeja

Al igual que otros insectos, la avispa y abeja tienen funciones que cumplir para su crecimiento. Como ya hablamos un poco de la alimentación, ahora toca mencionar sus diferencias en cuanto a las funciones del hábitat y el ecosistema.

En primer lugar, las abejas se destacan por ser efectivas polinizadoras por lasque se desenvuelven muy bien la naturaleza. Y en segundo lugar, las avispas consideran que mejor es su hábitat logrando atacar el ecosistema al atacar insectos.

Pero en el caso de ambas, tanto la avispa como la abeja, son capaces de colaborar para la destrucción de ciertas plagas. En resumen, cada una de ellas tiene diferentes funciones que logran alcanzar muchos objetivos.

Otras diferencias entre la avispa y la abeja

Ciertamente, hay muchas diferencias entre estos insectos similares. No solo se diferencia en su alimentación, también difieren de funciones para el medio ambiente. Incluso, se diferencian de su aguijón.

En el caso de las avispas, las hembras son las que poseen el aguijón pues son las encargadas de la reproducción. Y las abejas tienen aguijón para usarlo como defensa en un momento de ataque. Pero estas son inofensivas, y se mantienen alejadas de la agresividad.

En cambio, hay que tener mucho cuidado con las avispas que son agresivas por naturaleza. Así que mejor es tomar las precauciones, y así evitar una picadura de avispa y abeja.